fbpx
Devocional Nuevo

1 Corintios 12:31 Procurad, pues, los dones mejores. Más yo os muestro un camino aún más excelente.

El apóstol Pablo nos hace una recomendación, procuremos los dones, pero no perdamos de vista que hay un camino más excelente. Ese camino se revela en el capítulo 13 del Libro de 1 Corintios, es el amor como el fruto del Espíritu Santo en cada uno de nosotros.

Estamos en tiempos peligrosos, tiempos donde tendremos que aprender a discernir más allá de un don y pesar el fruto, tiempos donde nuestras prioridades en el reino deben cambiar, nuestra mayor meta como hijos de Dios debe ser manifestar el fruto del Espíritu.

Debemos mantener en mente que como nunca antes se levantarán hombres y mujeres que impactarán al mundo y aún a la iglesia a través de dones, dando un fruto contrario al del Espíritu, esos son aquellos de los que dice la escritura que en el día del juicio le dirán al Señor: Señor en tu nombre profetizamos e hicimos muchos milagros, pero el Señor les dirá, apartaos de mí porque nunca los conocí. Mateo 7:22-23.

Tú y yo fuimos escogidos para dar fruto, para que nuestro Padre celestial sea glorificado por el fruto que demos. Anhelemos ser usados por los dones, pero que nuestra prioridad sea que el fruto del Espíritu se manifieste a través de todo lo que hagamos.

Ten presente que los dones hablan del poder de Dios, pero el fruto habla de la presencia de Dios en la vida del hombre, los dones hablan de lo que Dios hace, pero el fruto de lo que Dios es, los dones son un regalo de Dios para la iglesia, pero el fruto es el regalo de la iglesia a Dios, los dones no necesitan un carácter transformado para que se manifiesten a través de alguien, el don solo se manifiesta en la vida de un hombre regenerado por el poder del evangelio.

Te invitamos a tomar un tiempo junto a tu familia y permitirle al Señor tratar esta área de sus vidas haciendo lo siguiente:

1.-Pídanle al Espíritu Santo les revele como cada uno de ustedes ve el ser usado por los dones del Espíritu Santo vs. El manifestar el fruto del Espíritu.

2.-Permita que cada miembro de la familia comparta cuál ha sido el anhelo de su corazón, en cuanto a los dones y al fruto del Espíritu Santo.

¿Por qué creen que Pablo afirma que hay un camino más excelente a los dones?

¿Qué dones anhelas poder recibir del Espíritu Santo?

¿Puedes asegurar que el fruto del Espíritu es manifiesto a través de tu vida, pueden otros ver ese fruto en ti?

¿Anhelas caminar en amor tanto como anhelas el ser usado con un don?

3.-Terminen este tiempo tomándose de las manos y haciendo como familia la siguiente la oración:

“Padre en el nombre de Jesús te damos gracias por cada uno de los dones de tu Espíritu Santo. Gracias porque a través de ellos tu iglesia es edificada, gracias porque ellos hablan de tu poder y maravillas. Hoy como familia te pedimos ser revestidos de la manifestación sobrenatural del Espíritu Santo, que podamos ser enriquecidos en esos dones, anhelamos el ser usados por tu Espíritu, te pedimos que los repartas en nuestra familia como Tú quieras, para que podamos ser instrumentos de tu poder.

Padre gracias porque de igual manera nos has mostrado que hay un camino más excelente al camino de los dones, ese camino es el amor, el fruto de tu Espíritu Santo manifestado a través de nuestras vidas. Te pedimos perdón por todas las veces que hemos puesto los ojos en los dones olvidándonos de caminar en amor.

Oramos en el nombre de Jesús pidiendo que el fruto de tu Espíritu sea manifestado a través de nuestra vida, para que a través de ese fruto tú puedas ser glorificado.

Gracias Padre por tus dones, pero gracias por hacernos instrumentos capaces de dar fruto que manifiesta tu presencia en nuestra vida. En el nombre de Jesús amén”