fbpx
Devocional Nuevo

Job 22:28 Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz.

La determinación tiene ver con toma de decisiones y la firmeza en las decisiones tomadas. Si no hay firmeza no tiene valor la decisión.

Las decisiones que tomamos dejan ver el nivel de sabiduría en el cual nos movemos. La sabiduría de Dios en nosotros nos ayuda a escoger entre varias opciones la mejor.

Si hay algo que a los seres humanos, incluso a los hijos de Dios les cuesta trabajo hacer es tomar decisiones, evitamos el tener que hacerlo a toda costa, constantemente  lo estamos aplazamos, nos hacemos a un lado para que las circunstancias o situaciones de la vida terminen tomando las decisiones que estamos llamados a tomar.

Nos cuesta tomar decisiones porque decidir algo implica siempre renunciar a otra cosa, además porque toda decisión implica asumir la responsabilidad de sus consecuencias. Cada decisión tomada es una siembra que traerá una cosecha, que debemos recoger.

Como hijos de Dios estamos llamados a ser determinados en cada circunstancia que vivamos, buscar la guianza del Espíritu Santo y actuar sin temor conforme su dirección. Sino decidimos actuar seremos arrasados por lo que el mundo y el enemigo nos lancen. La determinación a la hora de actuar conforme a la guianza del Señor hará que su luz resplandezca en nuestros caminos.

Te invitamos a tomar un tiempo junto a tu familia y permitirle al Señor tratar esta área de sus vidas haciendo lo siguiente:

1.- Como familia preséntense delante de la presencia del Señor y permitan que Él les revele si la determinación ha sido una característica en sus vidas. ¿Han sido personas prestas a buscar la dirección de Dios y a obrar con base en esa dirección, o por el contrario se han negado a tomar decisiones en el momento que son enfrentados a hacerlo y permiten que sean las circunstancias u otros los que decidan por ustedes?

2.- ¿Permita que cada persona de la familia comparta lo que el Espíritu Santo le reveló en cuanto su nivel de determinación? ¿Por qué consideran que es tan difícil tomar decisiones cuando sabemos que tenemos que hacerlo?

3.- Podrías citar algún ejemplo en el que por no querer renunciar a algo o por temor a asumir las consecuencias no fuiste determinado y en lugar de tomar una decisión permitiste que las cosas siguieran o que otro decidiera por ti? ¿Comparte cuál fue el resultado de esa situación?

4.- ¿De la misma manera podrías citar algún ejemplo en el que ante determinada situación determinaste buscar la guianza de Dios, y sin importar a lo que tuvieras que renunciar, o las consecuencias que tuvieras que asumir decidiste actuar con base en su dirección? ¿Cuál fue el resultado de esa decisión?

5.- Terminen este tiempo tomándose de las manos y haciendo juntos la siguiente oración:

“Padre en el nombre de Jesús como familia te damos gracias por tu palabra, que es luz a nuestros pies y lumbrera a nuestro camino. Gracias porque escrito está tu luz resplandece en nuestro camino cuando al buscar tu guianza somos determinados para actuar conforme a tu dirección permaneciendo firme en dicha decisión.

Te pedimos perdón por todas las veces que por el temor a asumir las consecuencias o por no querer renunciar a algo nos hemos negado a tomar decisiones permitiendo que las circunstancias u otros lo hagan por notros. Gracias porque en Cristo nos has dado sabiduría y entendimiento para tomar decisiones correctas, gracias porque podemos confiar que seremos guiados por tu Espíritu Santo a discernir entre todas las opciones que se nos presentes la mejor conforme a tu voluntad.

Gracias porque en la medida que somos determinados y firmes en nuestra determinación tu luz alumbra nuestro camino.

En el nombre de Jesús amen y amen.”